Corriendo distancias largas

» Posted by on May 11, 2012 in Articulos | 0 comments

Corriendo distancias largas

La distancia “larga” a recorrer depende directamente del nivel del corredor.
El primer objetivo es recorrer la distancia, “alcanzarla”. Durante el entrenamiento, la mejor forma de asegurar el objetivo es realizar entrenos de gran duración con el fin de aumentar la resistencia.

Las carreras largas tienen como condición fundamental realizar un ritmo más lento que el estipulado para un maratón. Tomando como referencia el ritmo por kilómetro en carrera, el ritmo en el entrenamiento largo debe ser entre 55’’ y 1’ 30’’ por debajo del mismo. Hay que “durar”.

 

Cuando queremos aumentar la resistencia no se necesita correr más rápido.

Las carreras largas rápidas son el error más frecuente en los corredores principiantes. Quien no lo toma en cuenta consigue convertir una sesión de entrenamiento de la resistencia en un maratón en sí, obteniendo como resultado el no poder continuar con el entrenamiento de la semana por quedar demasiado agotado o, peor aún, corriendo el riesgo de lesionarse.

 

Este ritmo “controlado” favorece cuatro elementos importantes en la corrida:

 

• Trabaja la resistencia (recuerde que esta valencia no depende de la velocidad).

• Si bien uno se siente cansado luego del entreno, el cansancio no es tal que no permita volver a correr en la semana.

 

• Evita que se haga daño.

• Y lo mantiene con ganas de correr, “deseoso”.

 

Prof. Ariel Vázquez